22 de septiembre, Día Mundial de la Leucemia Mieloide Crónica


Data: 16 de Septiembre de 2022


El 22 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Leucemia Mieloide Crónica (LMC), una enfermedad cancerígena de la médula ósea caracterizada por un aumento descontrolado en la producción de algunas de las células que esta produce.

1200px-LMC1Foto: Wikipedia

La LMC constituye en torno al 20% del total de leucemias, si bien es una enfermedad poco frecuente, que afecta aproximadamente a una persona por cada 100.000 habitantes. La edad mediana de aparición es de 56 años, siendo muy infrecuente su aparición en edad infantil.

FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgo principales son la edad y el sexo (es algo más frecuente en hombres que en mujeres). También se ha comprobado que la exposición a altas radiaciones (como en el caso de explosiones de bombas atómicas o accidentes nucleares) son factores desencadenantes de este tipo de cáncer.

SINTOMATOLOGÍA Y DIAGNÓSTICO

Los principales síntomas de la LMC son:

    • Alteración analítica, con una crecimiento marcado de los leucocitos (glóbulos blancos) y/o plaquetas.
    • Cansancio generalizado
    • Pérdida de peso
    • Sudoración
    • Dolor óseo
    • Sangrados
    • Infecciones recurrentes
    • Molestias abdominales por un crecimiento del bazo


El diagnóstico suele hacerse en una fase asintomática y poco agresiva con el hallazgo casual de la alteración analítica. El diagnóstico se confirma con la aparición un cromosoma anómalo denominado Filadelfia mediante un estudio minucioso de la sangre y punción de la médula ósea del paciente.

TRATAMIENTO

Desde hace 15 años se utilizan como tratamiento estándar los inhibidores de tirosina- cinasa (ITC), un tratamiento oral que se tiene que tomar indefinidamente. Este ha sido el tratamiento más espectacular visto en una enfermedad oncológica de la sangre. Antes de su aparición, muchos pacientes tenían que someterse a un trasplante de médula ósea, con la toxicidad y riesgo que esto comporta, pero actualmente está reservado para pacientes a los que no les funciona el tratamiento con los diferentes ITC, lo cual sucede en menos del 10% de los casos. Gracias a los nuevos medicamentos la enfermedad puede cronificarse sin grandes efectos secundarios para la mayoría de los pacientes.

PRONÓSTICO

El pronóstico de la LMC ha supuesto un cambio radical en los últimos años. Después de la llegada de los fármacos ITC, la enfermedad ha pasado de una esperanza de vida de tan solo 5 años en pacientes no candidatos a trasplante de médula ósea, a una esperanza de vida similar a la de la población general en aquellos pacientes diagnosticados en una fase crónica (que constituyen una amplia mayoría de los pacientes con LMC). Así, hoy en día, la supervivencia global de la enfermedad se sitúa en torno al 90%, siendo la mayoría de las muertes no relacionadas con el cáncer.

Autor: FECEC i Fundació Josep Carreras
RETURN